Skip to main content

Que la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta por detrás de la del petróleo no es ninguna novedad. En los últimos 20 años su crecimiento ha sido exponencial y las grandes cadenas del ‘fast fashion’ han pasado de hacer dos colecciones al año a ofrecer más de 20. Esta súper producción nos ha llevado al hiperconsumismo de moda ya que, según la ONU, comprarmos un 60% más de moda que hace una década. ¿Es esta situación sostenible? La respuesta es no. Por eso, la alternativa pasa por consumir menos y apostar por la moda y ética sostenible, tal como nos explican 5 marcas que lideran este tipo de moda y que forman parte de #yoregalotalentolocal.

Qué es la moda ética y sostenible

A diferencia del ‘fast fashion’ que solo tiene en cuenta el producto final, “la moda ética es aquella que también cuida del proceso de producción (materiales y personas implicadas en la fabricación) y de distribución (desde el packaging hasta los restos de stock)”, asegura Elena Garicano, fundadora de la marca de moda Counting Clouds. Es un tipo de moda que trabaja con materiales de primera calidad –como algodones certificados o lana merino– y sostenibles. Su objetivo es buscar la durabilidad de las diferentes prendas para que nos acompañen durante muchos años.

También producirla de forma local y pagar unos salarios dignos a las personas que forman parte del proceso de producción. Y es que la moda ética “respeta y promueve un consumo consciente y una producción responsable. Una manera de hacer las cosas en la que se valora a las personas y al medioambiente”, afirma María Crisóstomo de la firma Crisálida.

Moda ética y sostenible, moda responsable, ‘slow fashion’… ¿Son o no son lo mismo?

Si bien es cierto que se usan como sinónimo y que todos van en una misma dirección, cada uno de ellos tiene unos matices muy concretos. Lo explica Mamen Flores de la marca Carmela Caramela: “La moda sostenible es la que se realiza con tejidos ecológicos certificados. La moda ética puede usar tejidos ecológicos certificados o no, pero siempre buscará que esté realizada de forma justa y lo más local posible. Y la moda responsable es la que se hace de forma consciente y más artesana, sobre todo sin acumular stock, usando materias primas sostenibles, reciclando y de forma local.”

Los valores de este tipo de moda

A pesar de los matices de cada uno de los conceptos, lo que está claro es que la moda ética, sostenible y responsable apuesta por unos valores muy concretos: Proximidad, respeto, sostenibilidad y transparencia. Pero hay más:

Diseño atemporal

Se apuesta por la creación de piezas atemporales que no beben de las tendencias. “Nunca miro tendencias para diseñar. Hago algo que me gustaría ponerme este año, el que viene o dentro de 10 años”, explica María Crisóstomo de Crisálida.

Selección de materiales

Reutilizar restos de tejidos de terceros también es otra de las prioridades del sector. “Más de la mitad de mis tejidos los obtengo de almacenes de stocks que se dedican a comprar todos esos tejidos que grandes empresas ya no van a vender. Esto es una forma de reutilizar y reducir residuos innecesarios”, afirma la diseñadora Andrea Martínez.

Producción local

La mayoría de marcas de moda ética y sostenible trabajan con talleres locales y de proximidad. Este es el caso de Mamen Flores de Carmela Caramela: “Diseño los tejidos, los estampo en España y una vez que los tengo, corto yo las prendas y las cosen en un taller vecino. He elegido hacerlo así porque quiero apostar por la economía local”. Y es que generar riqueza en nuestro territorio es otra de las prioridades de este tipo de moda más comprometida.

Ediciones limitadas

Para evitar tener sobrantes de las diferentes colecciones. La diseñadora Andrea Martínez apuesta también por el ‘made to order’: “Mi sistema de producción es el 80% bajo pedido realizado de forma artesanal en talleres locales de Barcelona. Es mi forma de contribuir a un método de producción sostenible sin necesidad de tener stocks innecesarios”.

Y todos ellos acompañados de la honestidad a la hora de comunicar qué hay detrás de cada marca, Sin esta es muy difícil establecer una relación de confianza con el consumidor.

Producción en el extranjero y moda ética

Uno de los grandes reproches que se le hace al ‘fast fashion’ es haber deslocalizado su producción. También haber apostado por un sistema que explota sus trabajadores y el planeta. Pero hay marcas de moda ética que han decidido de forma consciente producir en otros países por convicción.

Este es el caso de Tiralahilacha, una marca de moda orgánica para mujeres y niños. Su co-fundadora, Meeta Villarroel, explica por qué decidieron producir sus colecciones fuera de España: “Producimos en el sur de India en una fábrica de comercio justo con proyectos sociales, como la inclusión y la formación para personas con dificultades. Trabajan con algodón orgánico certificado por GOTS. Toda la cadena y los procesos de producción están muy controlados. Fabricamos en India porque hemos vivido ahí y tenemos una conexión especial con este país. Queremos devolverle todo lo que nos ha dado y enseñado”.

Producir en el extranjero deja un rastro de carbono más elevado que hacerlo en nuestro país. Por eso, desde Tiralahilacha no descartan “producir en un futuro más cerca de casa para acercarnos aún más a la sostenibilidad”.

¿Qué papel tiene el consumidor en todo esto? ¿De qué se diferencia la ‘slow fashion’ de la ‘fast fashion’? ¿Cómo podemos hacerlo para tener un armario sostenible o transformarlo? Todo esto te lo explicamos en la segunda parte de este artículo sobre moda ética y sostenible.

 

Si te ha gustado el artículo, te agradeceremos muchísimo que lo compartas para que pueda llegar a más gente.

En este artículo han aportado su experiencia y visión las firmsa de moda ética y sostenible Counting Clouds, Crisálida, Carmela Caramela, Andrea Martínez y Tiralahilacha. Todas ellas son marcas adheridas a #yoregalotalentolocal. Las encontrarás en el apartado moda del directorio junto a otras marcas que producen de forma local y a pequeña escala. También en Instagram puedes descubrir más firmas con estos mismos valores.

Leave a Reply