Skip to main content

Una pared blanca y todo un mundo de posibilidades por delante. Después de una temporada en la que nos hemos aburrido de ver las paredes de nuestra casa, es momento de darles una nueva vida, de cambiarlas. Ya sea mediante una mano de pintura o quizá eligiendo bien con qué las vamos a vestir. En los últimos años, la ilustración se ha convertido en uno de los mejores recursos para dar personalidad a nuestra casa. Por eso, en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber para dar con las más adecuadas para ti.

Ilustración y decoración, un tándem ganador

Si pudiéramos ver por un agujero cómo son las casas y qué muebles hay en ellas, no nos sorprendería ver que la mayoría son muy parecidas entre sí. Y es que la democratización de la decoración, gracias a grandes cadenas de muebles como Ikea, ha hecho que la personalidad se haya diluido a favor de la uniformidad.

Y aunque hay quien compra cuadros en esta cadena de muebles para vestir sus paredes, lo cierto es que la ilustración es una pequeña obra de arte con la que dar personalidad a tu hogar. “Es en los pequeños detalles que consigues que una casa tenga alma y transmita vida, y, en eso, la ilustración es tu aliada porque es capaz de darle personalidad a cualquier rincón soso y escapar de lo convencional. Una ilustración habla mucho de ti, de tus gustos, de tus valores, de tu forma de ser, y lo hace de una manera atractiva y directa muy difícil de pasar desapercibida”, asegura la ilustradora Imma Mestre.

Cómo elegir la que mejor encaja contigo

Si estás dispuesta a apostar por la ilustración para vestir tus paredes, esto es lo que debes tener en cuenta antes de empezar a comprar láminas como si no hubiera mañana: “Piensa para qué habitación va a ser, el tamaño de la estancia, el color de las paredes o la decoración, significado de la lámina…”, nos recomienda Lorena Meis, creadora de Don Signo, una marca de ilustración aplicada que está comprometida con la divulgación de la lengua de signos.

Más allá de los detalles prácticos también debemos buscar una conexión genuina con el o la artista que ha hecho la obra, tal como nos explica Imma Mestre: “Para mí, lo más importante a tener en cuenta es que te despierte una emoción. Que conectes con la ilustración y el estilo de la ilustradora o ilustrador y que te enamores de ella. Solo así conseguirás crear un vínculo entre tú y la obra”.

Cómo la ilustración mejora tu día a día

A parte de crear un espacio en el que te sientas a gusto y representada, la ilustración tiene otros beneficios que debes tener en cuenta, como explican desde Don Signo: “Estás ayudando a pequeñas marcas, no sólo te rodeas (en casa) de ilustraciones decorativas, sino de historias reales y cercanas”.

Y es que como añade Imma Mestre “las ilustraciones alegran tu día a día, te ayudan a desarrollar tareas con ganas e ilusión porque generan vínculos, te hacen sentir especial y original ya que escapas de lo convencional. Es añadirle valor a tu día, hablar de ti sin pronunciar palabra, es despuntar. Es una sensación de bienestar y buen rollo que te hace sonreír. Una ilustración te invita a soñar, a interpretar, a aprender y a imaginar, a ilusionarte. Es vivir la vida con pasión”.

Si te apetece conocer de cerca los proyectos de Imma Mestre y Don Signo los encontrarás en el apartado de ilustración de nuestro directorio, junto a otras marcas.

Y si te ha gustado el artículo, ¿qué te parecería compartirlo para que más gente pueda leerlo?

Leave a Reply