Skip to main content

Cuando hablamos de sostenibilidad siempre nos viene a la cabeza la idea de reducir el número de residuos que generamos. También, desde hace unos años, si la moda que consumimos se ajusta o no a parámetros éticos, tanto a nivel social como medioambiental. Pero poco a poco el concepto de la sostenibilidad se va abriendo camino en más disciplinas. Un ejemplo es el sector de la joyería. Por eso, en este artículo reflexionamos sobre qué es la joyería sostenible junto a 7 marcas de nuestro directorio.

Qué es la joyería sostenible

“La joyería sostenible son las piezas que han sido producidas y desarrolladas bajo unos valores éticos y sostenibles en todos los procesos. Desde el diseño hasta la producción, pasando por el packaging. Implica la utilización de materias primas y procesos sostenibles, así como unos valores éticos y comprometidos con las personas que forman parte de cada proceso”, define Olalla Borrego de Lia B. Y es que la joyería tradicional se ha caracterizado por no prestar demasiada atención hasta ahora al origen de los materiales nobles –oro, plata y piedras preciosas– que utiliza para la creación de sus piezas. Tampoco, por los métodos de extracción ni a las condiciones laborales de los trabajadores que los extraen.

Pero la preocupación creciente por el planeta ha llegado también al ámbito de la joyería. Y es que esta disciplina puede implicar procesos muy violentos para el ecosistema y las personas. “Al nutrirse tradicionalmente de bienes materiales altamente escasos y sumamente mercantilizados, ha hecho que durante siglos se haya ido endureciendo y deshumanizando. Gracias a personas que han empezado a preocuparse por las terribles consecuencias que conllevan las minas de extracción masiva ­–tanto para los metales como para las piedras preciosas– en nuestro planeta, nace el certificado FairMined. Este certificado garantiza que la materia prima que estás usando ha sido obtenida bajo un proceso justo, no solo con el medioambiente, sino también con las personas”, explica Júlia Castro de Júlia Castro Jewelry. 

De aquí que cada vez son más las marcas que apuestan por este tipo de materiales. También crecen las consumidoras que buscan joyería ética y sostenible o joyería eco, como una alternativa más responsable.

Un concepto que va más allá

Lo cierto es que el concepto de la joyería sostenible puede llegar a ir más allá hasta el punto de tener un significado más holístico. “La joyería sostenible para mí tiene varias características. En primer lugar, el concepto: que no sea una pieza que esté vinculada a un hit de moda del momento, que te canse y la dejes de usar al cabo de una temporada. Después, el reciclaje de materiales como oro y plata. Y, por último, usar packagings que se puedan reutilizar y hacer envíos con empresas mensajeras sostenibles”, tal como explica la diseñadora Marta Alonso . Design.

Materiales que utiliza la joyería sostenible

Tanto la joyería sostenible y ética como la tradicional se caracterizan por utilizar materiales nobles como el oro y la plata y las piedras preciosas. La forma de obtenerlos y las condiciones de su extracción es lo que determinará si una pieza es una joya ecológica o no.

Ahora bien, Gisela Ferré de Cluc va mucho más allá en este concepto: “Lo que define una joya no son solo los materiales sino su función y el fin que tiene. Tenemos grandes joyas hechas con oro, pero también grandes joyas hechas con restos de plásticos del mar. Lo importante no es la joya, sino su significado para el creador y para el porteador. Eso sí, es importante que las artesanas y diseñadoras hablen claro sobre qué tipo de materiales están usando, y no vender una cosa por otra. No es lo mismo una pieza de plata que una pieza de latón bañada en plata o rodio”, afirma.

El proceso de producción de la joyería sostenible

También el proceso de producción de las diferentes piezas es importante en el momento de determinar si estamos ante marcas de joyería sostenible. Trabajar con proveedores locales y producir bajo pedido son dos de sus principales características, como explica Eva Dueñas de Sewasong: “Mi producción es local. Parte de mis piezas utilizan fornitura fabricada en Barcelona y Menorca. Yo misma sueldo un 75% de la producción y después son chapadas en talleres de Barcelona. Yo considero mi sistema sostenible ya que trabajo bajo pedido y no dispongo de un gran stock, esto significa que no tengo sobrantes de producción ni creo más piezas de las que el mercado «necesita»”, explica.

El diseño y la fabricación artesanal también son otros dos aspectos fundamentales en el proceso de creación, tal como explican las hermanas María y Mercedes Saura, fundadoras de Mamalula: “Además de diseñar, disfrutamos trabajando con las manos. No queríamos que nos realizaran las piezas en otros países donde se fabrica en cantidades desorbitadas, con materiales de dudosa calidad y donde muchas veces se vulneran los derechos humanos. Queríamos que nuestra joyería respirara lo hecho en casa a fuego lento como los pucheros de la abuela, con sus pequeñas imperfecciones que hace de cada pieza algo único”.

Diferencia entre joyería y bisutería

En nuestro país el concepto ‘joyería’ se usa de forma muy amplia para englobar bajo un mismo paraguas a aquellas marcas que crean piezas siguiendo las técnicas tradicionales del oficio como también a las que crean utilizando la tecnología del corte láser, por ejemplo. ¿Está bien usar los conceptos de joyería y bisutería como sinónimos? Esta es la visión de las marcas de #yoregalotalentolocal:

“Bisutería para mí son piezas que no requieren de mucha elaboración. Me explico, por ejemplo, compras cuentas las montas y ya tienes la pieza. La joyería, en cambio, es trabajar con metales y sus aleaciones, fundirlos, crear planchas o hilos, estirarlos, crear los aros o las piezas, soldar… Y eso requiere de técnica, de práctica y de un conocimiento artesanal y artístico de años”, defiende Marta Alonso.

¿Y qué sucede con las marcas que beben de diferentes disciplinas para crear sus joyas? Olalla Borrego de Lia B Studio lo tiene claro: “Hoy en día gracias a la utilización de diferentes materiales que van desde la cerámica hasta la impresión 3D y la incursión de diseñadores en el campo de la joyería se crean piezas de diseño que dejan de ser bisutería para formar parte de la joyería, una joyería de autor podría llamarse”.

Y otro elemento que diferencia la joyería de la bisutería es el precio final de las piezas, tal como explica Thaïs Blume de Ingràvita, joyas de autor: “La joyería tiene precios más altos porque los materiales son mejores y más duraderos. La calidad de las piezas de joyería son muy diferentes a las de bisutería”, explica.

Tips para identificar si una joya es o no sostenible:

Estos son los consejos de nuestras marcas:

  1. “Solo hay que fijarse un poco y verás las mismas piezas, el mismo diseño con diferentes nombres, en diferentes marcas”, nos explica Eva Dueñas de Sewasong.
  2. “Si hay un certificado Fairmined detrás. Además, un buen proceder de un joyero es dar opción al cliente que hace un encargo de reciclar piezas de oro o plata que tenga y transformarlas en una pieza nueva. Así se recicla y se transforma una pieza de valor sentimental en una nueva”, comenta Marta Alonso . Design.
  3. “Dedicar un poquito de tiempo a indagar en la marca para saber cuáles son sus valores, dónde fabrican, saber su filosofía y ver si suman hacia un mundo mejor”, afirman desde Ingràvita.
  4. “Leerse bien toda la información de la web de la marca y ver el discurso que promueve”, recomienda Júlia Castro Jewelry.
  5. “Si alguien vende unos pendientes o anillo de plata a 20€ huye. O son de importación o la persona que los vende no se valora lo suficiente. Tenemos las tiendas plagadas de joyería fabricada en países como India, Tailandia, etc. donde las condiciones socio-económicas son nefastas”, propone Cluc.
  6. “Investigar e interesarse por el lugar de creación y quién hay detrás de él. Si lo han realizado en un taller artesanal y de comercio local, ya indica que hay partes del proceso de fabricación que se ha hecho con respeto. Otro aspecto en el que fijarse es la procedencia de los materiales y si se utilizan materiales reciclados”, añaden desde Mamalula.
  7. “Un precio justo suele indicar que han sido elaborados de forma sostenible. Cuando vemos piezas en grandes cadenas a un precio de risa podemos pensar que no son muy sostenibles”, concluye desde Lia B Studio.

Para reflexionar

Como puedes ver, el ámbito de la joyería sostenible en España está en transformación. Y esto es gracias al auge de marcas que toman acción y responsabilidad a la hora de crear sus colecciones de forma más responsable y respetuosa. Pero ¿les exigimos demasiado a estas marcas que están liderando el cambio?

Gisela Ferré de Cluc contesta: “Tengo la sensación que en los proyectos que intentan ser sostenibles se les pide un nivel de excelencia mucho más elevado que a los comercios normales. Parece que en nuestro tipo de marcas no puede haber ni un ápice de incoherencia. Y no, todos somos en muchos momentos incoherentes, y no pasa nada por serlo porque estamos en el camino de la transformación. Como se dice: “menos de 5 contradicciones es dogmatismo”. Lo único que tenemos que hacer es ser sinceras con nuestros clientes y poder explicar dónde nos encontramos y hacia dónde nos dirigimos”.

En este artículo han aportado su trayectoria, visión y experiencia Sewasong, Marta Alonso Design, Ingràvita, Júlia Castro Jewelry, Cluc, Mamalula y Lia B. Las encontrarás a todas en el apartado de joyería nuestro directorio junto a otras marcas. Conócelas más aquí:

Si consideras interesante este artículo, ¡compártelo para que llegue a más gente! Con este pequeño gesto nos estás ayudando a que crezca la conciencia sobre la necesidad de practicar una joyería sostenible.

Leave a Reply