Skip to main content

Cuando pensamos en una joya muchas veces nos viene a la cabeza la imagen del taller de una joyera donde se trabajan de forma manual metales nobles y piedras preciosas con las que se crean anillos, collares o pendientes. Pero lo cierto es que en los últimos años está arraigando una variante a esta disciplina que aúna tecnología y artesanía para crear piezas únicas con las que embellecerte. Se trata de la joyería contemporánea o artística. Dos marcas que la practican y que forman parte de nuestro directorio nos cuentan más sobre ella.

Qué es la joyería contemporánea

Maitane Fernández de Jáuregui, fundadora de la marca Oss, lo tiene claro: “Es una manera de llevar una pequeña obra de arte a todas partes”. Y es que con esta disciplina se crean complementos únicos como collares, pendientes, pulseras o anillos hechos, en muchos casos, con materiales diferentes de los que usa la joyería tradicional.

“En la joyería contemporánea se pone más foco en investigar, en experimentar con nuevos materiales o procesos y muchas veces los mezclas con los procesos o técnicas de la joyería tradicional”, afirma Ana Rosa González, creadora de Pizpireta Complementos.

La experimentación y el trabajo manual

Descubrir nuevos materiales, probar formas o investigar texturas se convierten en una necesidad para estas diseñadoras, como explican desde Oss: “Son piezas que nacen de la investigación de formas y texturas, un proceso increíble que se convierte en una pieza que va a ser portada por una persona toda la vida. Son parte de mí, todo mi proceso creativo nace de los más profundo”.

También los procesos manuales y respetuosos con el planeta son el denominador común de la joyería contemporánea, como afirman desde Pizpireta: “Intento que la gente vea el trabajo artesanal que hay detrás de cada pieza y que no produzco a gran escala miles y miles de pares. Apuesto por una producción sostenible y lo más respetuosa con el medio ambiente para no generar residuos”.

joyería contemporánea

Innovación en el uso de materiales

Con este afán de investigar y buscar nuevos materiales, cada vez son más las marcas que utilizan resina o madera, entre otros materiales, para crear sus joyas. Ana Rosa de Pizpireta ha encontrado en el acetato de celulosa el material perfecto para dar vida a sus colecciones: “Este tipo de acetato (al contrario que otros plásticos) es un plástico de origen vegetal, sin base de petróleo. Este polvo se mezcla con plastificantes también de origen vegetal que proporcionan la trabajabilidad, flexibilidad y dureza necesarias. Sobre el acetato, se llevan las siluetas previamente diseñadas en el ordenador y se corta cada una de ellas con láser”. Desde Oss, en cambio, prefieren otro material: “Trabajo con resina epoxi y plata de ley. La resina me permite poder trabajar texturas y formas propias, con una esencia única”.

La tecnología al servicio de la artesanía

Otra de las características de la joyería contemporánea es el uso de tecnología a la hora de crear las diferentes colecciones. Una de las más usadas es el corte láser que permite agilizar procesos, como en el caso de Pizpireta Complementos: “Hacer las formas sobre el acetato a mano sería inviable y llevaría horas y horas de trabajo. La tecnología me permite abaratar esa mano de obra, aunque la maquinaria también requiere un desembolso importante. Cortar a láser no es meter el material y ya. Lleva mucho trabajo detrás de preparación de diseño de la pieza, los archivos tienen que estar preparados de una determinada forma, y una vez arranca la máquina tienes que ir vigilando los cortes, la potencia con la que vas cortando…”.

Pero a pesar del uso de la tecnología, todas las piezas necesitan ser montadas y terminadas a mano: “El montaje de cada uno de los pendientes es manual combinándolos con latón lacado y plata o plata dorada”, añaden desde Pizpireta.

Joyería contemporánea vs bisutería

Experimentación en los materiales y innovación en el uso de la tecnología son las principales diferencias con la joyería tradicional. Pero ¿y con la bisutería? ¿Dónde está la principal diferencia? Maitane de Oss explica que “la gran diferencia es que cada pieza tiene una reproducción limitada, no puedo producir miles y miles como las empresas que fabrican a gran escala. Por otro lado, cada pieza de Oss es parte del universo de la marca, cada una es una parte que construye la personalidad de la marca, forma parte de un todo”.

Para Pizpireta, en cambio, el problema se encuentra en el desprestigio que ha sufrido el concepto de bisutería en los últimos años: “No sé en qué momento ha pasado esto, pero la bisutería fue un término que se acuñó para la joyería que estaba hecha con materiales no preciosos, con lo cual, ¿toda aquella joyería que no utiliza la plata, oro o platino es bisutería? Para mí, que me digan que hago bisutería no me parece despectivo. Pero sí hay una diferencia entre la joyería contemporánea y la bisutería está en la producción y el valor que le das a cada pieza. La joyería/bisutería a gran escala busca vender por encima de todo. Le dan igual los procesos solo quiere abaratar costes y sacar más beneficio, no le importa copiar mientras se produzca lo que «más se lleva» y las que lo hacemos a pequeña escala no tiene nada que ver con eso”.

¿Quieres conocer más marcas de joyería contemporánea, a parte de las que aparecen en este artículo? En el apartado de joyería de nuestro directorio encontrarás algunas más.

Si encuentras interesante este artículo sobre joyería contemporánea, te animamos a compartirlo para que más gente pueda leerlo.

Leave a Reply