Skip to main content

Comprar, envolver, regalar y tirar. Este es el ciclo de vida súper corto que tiene el papel de regalo que usamos para empaquetar los regalos para familia y amigos en una época como la Navidad. Y es que en estas fechas el uso de este tipo de papel se dispara y, a pesar de que luego lo tiremos en el contenedor azul, lo cierto es que no siempre es reciclable. Por eso, en este artículo queremos explicarte cómo envolver regalos de forma sostenible con 10 alternativas al papel de regalo para que puedas decirle adiós.

El papel de regalo contamina y no es sostenible

Según la WWF (World Wide Fund for Nature) cada año desaparecen entre 74.000 y 93.000km2 de selvas y bosques en todo el mundo por la tala indiscriminada de árboles para la producción de madera y de papel. De hecho, alertan que de cada árbol se producen solo 717 papeles de regalo. Una cifra insignificante si pensamos en la cantidad de rollos de papel que se gastan durante las fiestas.

Además, el coste medioambiental para su producción es muy elevado por el uso de tintas o pigmentos no respetuosos con el medio ambiente. Estamos hablando de plásticos, aluminios o purpurinas, que hacen que este papel de regalo después no se puedan reciclar. También por las grandes cantidades de agua que se necesita para su producción ya que se calcula que para producir una tonelada de papel se necesitan entre 150.000 y 200.000 litros.

10 ideas para envolver regalos de forma sostenible

Después de conocer estas cifras, envolver regalos de forma ecológica se convierte en una necesidad. Por eso, te traemos 10 opciones ecológicas para envolver tus regalos de Navidad. Elige la que te llame más la atención o la que tengas más a tu alcance.

1. Papel Kraft

Esta es una de las mejores alternativas a los papeles coloridos y vistosos de Navidad. Es económico y se puede reciclar. Al ser de un solo color y no estar tratado, te permite personalizarlo al gusto mediante la estampación con sellos –recuerda a usar tintas respetuosas con el medio ambiente– o dibujos. Si lo prefieres, también puedes dejarlo “tal cual” y darle un toque navideño con elementos que puedas encontrar en la naturaleza (hojas, piñas, ramas…).

2. Papel de periódico

Seguro que tienes algún periódico en casa, ¿verdad? Pues aprovecha sus hojas para envolver tus regalos ecológicamente. Busca las páginas que tengan menos fotografías para que el paquete quede más bonito a nivel visual y utiliza cuerda para cerrarlo.

3. Mapas o calendarios

En pleno siglo XXI y teniendo Google Maps en el smartphone, los mapas de papel han pasado a mejor vida. Así que si tienes alguno en casa, dale una nueva vida y úsalo para envolver alguno de tus paquetes. Otra opción es usar calendarios viejos de esos que todos acumulamos en casa por pena a tirarlos. ¡Ahora es el momento de rescatarlos!

4.Furoshiki

Esta técnica de Japón es una muy buena alternativa para envolver tus regalos de forma sostenible. Se usaba antiguamente para empaquetar cualquier producto. Por eso, existen diferentes técnicas, en función de la forma que tiene el objeto a envolver. Si quieres usar el furoshiki para empaquetar de forma ecológica tus regalos, solo necesitas un trozo de tela cuadrado y conocer el paso a paso que propone el gobierno japonés.

5. Bolsas de papel

Aprovecha la bolsa de papel que te han dado donde has comprado tus regalos y reutilízala. Generalmente, por la parte de dentro son de color kraft. Córtala, dale la vuelta y usa la parte interior para empaquetar y personalizar tus regalos.

6. Botes de cristal

Reaprovecha los botes de cristal que tengas por casa y que no utilices para poner dentro tus regalos, si son pequeños. Añade un trozo de tela que tengas por casa en su interior para que no se vea lo que hay dentro o decóralos con washi tape y mantener, así, el efecto sorpresa hasta el final.

7. Cajas de cartón

Seguro que estos días recibes algún paquete en casa, ¿verdad? Pues, no tires las cajas de cartón y reutilízalas. Puedes poner dentro tus regalos y despistar así a quien lo vaya a recibir. O si acostumbras a guardar los zapatos en cajas, rescátalas y úsalas como envoltorio sostenible para tus regalos.

8. Macetas de barro

Las macetas de barro vacías son otra forma original y sostenible de envolver regalos. Si te atreves, decórala como si lo que va dentro fuera una planta y  pinta su exterior con motivos navideños.

9. Sacos reutilizables

Aprovecha ropa vieja de casa y reconviértela en un práctico saco al estilo Santa Claus para meter dentro tus regalos. Solos necesitas tijeras, una prenda de ropa vieja, hilo y una máquina de coser o aguja. Si la costura no es lo tuyo, también puedes comprar algún saco ya hecho y reaprovecharlo año tras año.

10. Bolsas de algodón

Seguro que en casa tienes más de una, de dos y de tres bolsitas de algodón que puedes reutilizar para poner tus regalos de Navidad dentro. A parte de ser sostenibles, son una opción fácil ara aquellos que no son muy amigos de las manualidades. Solo tendrás que meter tu regalo dentro y tirar del cordel para que se cierre.

No te olvides de cuidar los materiales

Cuando hablamos de envolver regalos de forma sostenible no solo estamos hablando del sitio en el que vamos a meter aquello que hemos comprado. Los materiales que uses para cerrar tus paquetes también son importantes, si después quieres reciclarlos. Así que olvídate del celo de plástico de siempre y usa otro tipo de utensilios para cerrar tus paquetes. Desde cordel a lana pasando por cinta adhesiva de papel o pinzas decorativas, por ejemplo. La misión es evitar a toda costa aquellos productos que dificulten el reciclaje de nuestros empaquetados ecológicos.

Y acuérdate de buscar elementos naturales si quieres decorar y darle un aire navideño a tus envoltorios sostenibles. Las piñas, las ramitas de abeto, las naranjas secas y ramitas pueden ser una muy buena opción, siempre que los encuentres en la naturaleza y no tengas que cortarlos.

Recicla cuando terminen las fiestas

Esta parte es súper importante también. Por eso, la recordamos. Porque de poco va a servir todo el esfuerzo que hagas para encontrar alternativas ecológicas al papel de regalo, si después lo tiras todo mezclado con el resto de residuos que generes estos días. Aunque la locura y la emoción te invada al abrir los regalos de Navidad, no te olvides de reciclar cuando la euforia vaya a la baja.

Cuida lo que va dentro

En este artículo te hemos explicado cómo envolver regalos de forma sostenible, te hemos dado 10 alternativas al papel de regalo y te hemos explicado cómo éste contamina. Igual que quieres cuidar tus regalos por fuera, es importante que lo hagas por dentro y elijas muy bien qué regalar estas fiestas.

Este año más que nunca apuesta por marcas que producen de forma local, sostenible y a pequeña escala. Súmate y práctica el #yoregalotalentolocal ya que con él estarás contribuyendo a mejorar tu entorno de forma directa. En nuestro directorio tienes más de 60 marcas entre las que elegir y con las que triunfar con tus regalos de Navidad. ¿Quieres conocerlas?

Si te ha gustado este artículo y te gustaría apostar por unas fiestas de proximidad y más responsables, te recomendamos que leas el post Navidad sostenible: 10 ideas para practicarla. Seguro que encuentras un montón de opciones para ponerte en marcha.

También te animamos a compartir este artículo con aquellas personas que pienses que les puede interesar. Así cada día seremos más los que practicamos el #yoregalotalentolocal.

Leave a Reply