Skip to main content

En la década de los 90 había un súper héroe que era todo un revolucionario green. Se llamaba el Capità Enciam –el capitán lechuga– y contribuyó con sus consejos a despertar conciencias ecológicas en los más pequeños. Su frase estrella era ‘els petits canvis son poderosos’ –los pequeños cambios son poderosos– con la que animaba a niñas y niños y no tan pequeños a tomar acción para cuidar del planeta. Hoy, siguiendo su estela, son miles las cuentas que encontramos en Instagram, influencers y personajes públicos que han cogido su testimonio y día a día luchan por cuidar del planeta y nos animan a tomar acción. Por eso, desde #yoregalotalentolocal hoy te proponemos 5 formas de consumir y cuidar del medio ambiente.

1. Adiós a las bolsas de plástico

Cada año se utilizan 500.000 millones de bolsas de plástico en el mundo que tienen una vida útil de tan solo 15 minutos. Según los expertos, 8.000 millones de bolsas de plástico acaban en el medio ambiente con la contaminación que esto supone porque tardan en descomponerse entre 50 años y cuatro siglos. Entonces, ¿por qué seguimos usándolas? Por comodidad y por su fácil accesibilidad. Cada español gasta una media de 144 bolsas de plástico al año. ¿Se puede reducir esta cifra? Por supuesto que sí. ¿Cómo? Incorporando a tu día a día las bolsas de algodón reutilizables para hacer tu compra.

2. Compra a granel

Hacer la compra en un supermercado es sinónimo de llenar tu cesta de envoltorios de plástico de todo tipo. Fruta y verdura envasada pieza a pieza, quesos y embutidos envueltos en paquetes de plástico… Una muy buena forma de reducir la compra de comida envasada es comprando a granel. Y es que cada vez existen más tiendas donde puedes comprar todo tipo de productos a peso. Desde las legumbres, la pasta y el arroz, por ejemplo, a la verdura y la fruta o los productos de limpieza ecológicos. Usa bolsas de papel o reaprovecha botes de cristal, tuppers y bolsas de algodón para hacer tu compra y apuesta por una cesta lo más green posible.

3. ¡Hola, botellas reutilizables!

Las botellas de plástico son una auténtica plaga ya que su vida útil es muy corta. Por eso, la mejor alternativa que tenemos a nuestro alcance es incorporar a nuestra rutina una botella reutilizable. Podemos escoger entre diversos materiales, en función del que se adapte mejor a nuestras necesidades ya que hay de aluminio, de cristal o de silicona, por ejemplo. Si en casa compras agua embotellada, una alternativa es instalarte un filtro purificador en el grifo o comprar una jarra con filtro incorporado. Y, sobre todo, no olvidarte de reciclar todos los envases que compres y depositarlos en el contenedor amarillo para evitar que acaben contaminando el medio ambiente.

4. Café en vaso o taza reutilizable

Si eres de las que te gusta degustar un buen café mientras estás de camino a la oficina o al trabajo, no te olvides de llevar tu taza reutilizable. Según Greenpeace, cada año se tiran en España 1500 millones de vasos de café que no se pueden reciclar porque están recubiertos con una capa de polietileno. Para reducir esta cifra, la alternativa es llevar nuestro vaso o taza reutilizable para que te sirvan el café en tu bar o cafetería favorita. Puedes elegir entre modelos de cerámica, de silicona, de bambú, de cristal, con tapa, sin tapa… ¡La variedad es infinita! Además, a parte de ayudar a reducir los residuos, es posible que algunos establecimientos te hagan incluso un pequeño descuento por llevar tu propia taza. Por lo tanto, estarás cuidando del medio ambiente y de tu bolsillo.

5. Apuesta por marcas locales.

Comprar a diseñadores y firmas que producen cerca de ti y que apuestan por sistemas de producción locales hará que el impacto ecológico en forma de C02 que ese producto tiene antes de llegar a ti sea menor. Y es que si un producto ha sido fabricado en nuestro país no deberá viajar miles de quilómetros para llegar a ti, con la contaminación que esto supone. En nuestro directorio tienes un montón de marcas de ámbitos muy diferentes entre los que elegir: Moda, bolsos, complementos, decoración, joyería, etc.

Como ves, estas son solo 5 formas de consumir y cuidar del medio ambiente. Pero hay muchísimas más. Por ejemplo, practicar unas rebajas conscientes, entre muchas otras. ¿Tienes algún consejo o truco que te gustaría compartir? Déjanos un comentario y así podremos hacer esta lista mucho más larga entre todas. ¡Te leemos!

Si crees que este contenido es interesante, te agradeceremos muchísimo que lo compartas para que más gente practique un consumo respetuoso con el medio ambiente.

Y si quieres que todos los contenidos de #yoregalotalentolocal te lleguen directamente a tu correo, puedes suscribirte a nuestra newsletter en el siguiente botón.

Leave a Reply